¿Cómo podemos dar unos precios tan buenos?

En nuestra empresa no hay Consejo de Administración. Ni presidente honorífico, ni consejero delegado, ni ningún otro tipo de personaje pertrechado con un Rolex que incremente los costes de nuestra empresa. Lo que nos ahorramos, te lo repercutimos.

Nuestra sede no está en la Quinta Avenida. Ni en la Cuarta ni en la tercera. Está en unos bajos que amablemente nos han cedido sin coste para que podamos trabajar. La oficina tiene suficiente luz natural así que ni siquiera gastamos en electricidad (un poco en invierno).

No cotizamos en bolsa. Por lo que no tenemos accionistas que nos piden que tomemos decisiones que maximicen su rentabilidad a corto plazo. Nuestro beneficio es a largo plazo y proviene de tu fidelidad y satisfacción. No dudes en hacernos llegar tu opinión en cualquier momento. Agradecemos todas las críticas constructivas que nos ayuden a mejorar.

No tenemos ninguna deuda con entidades financieras. Así que tampoco pagamos intereses por capital prestado.

Tanto empleados como accionistas de la empresa somos polivalentes. Lo mismo vamos a un congreso de diseñadores, que negociamos con proveedores, que limpiamos las instalaciones. Nuestra política de austeridad nos permite tener pocos gastos a cubrir y así poder ofrecerte mejor precios.

No hacemos cenas de empresa en restaurantes lujosos. Como mucho un bocata en la oficina (excepto en navidad que nos permitimos el capricho).

No realizamos formaciones de motivación. Salimos motivados todas las mañanas para encontrarte los mejores productos a los mejores precios.

No tenemos tiendas físicas en la calle Serrano, ni en Paseo de Gracia ni en ninguna lujosa calle de ninguna capital europea. Lo que ahorramos en instalaciones, te lo repercutimos en un mejor precio.

Todo esto lo hacemos porque es parte de nuestra filosofía y lo que nos diferencia de los demás. No te podríamos ofrecer los mejores diseños con los mejores precios si no cumpliéramos a raja tabla con los preceptos de austeridad a los que nos comprometimos cuando fundamos la empresa.